Propone CNA una “gran alianza” al presidente de México

El Consejo Nacional Agropecuario (CNA) propuso al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, una “gran alianza” del sector público y privado para superar las crisis sanitaria y económica y crecer a corto, mediano y largo plazo.

“Necesitamos un gran acuerdo nacional, un solo México, con el presidente representando y gobernando para todos los ciudadanos, una gran alianza público-privada, no dividiendo ni polarizando al país”, dijo el presidente del CNA, Bosco de la Vega, en conferencia de prensa a distancia.

También pidió para el sector presupuestos multianuales y un incremento en el presupuesto 2021 para el sector agropecuario que, dijo, representaría solo el 0,1 % del PIB nacional, además de “medidas contracíclicas urgentes ante la más grave crisis en el México moderno”.

Expuso que el hecho de que México esté invirtiendo menos del 1 % del PIB como una medida contracíclica a la actual crisis “es algo que nos va costar a mediano y largo plazo” y se debe seguir el ejemplo de otros países como Perú y Colombia que invierten el 12 y 8 %, respectivamente.

El CNA, por medio de su dirigente, presentó estos puntos a Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la presidencia, con el que se reunió este día y quien aceptó revisarlos y hacerlos saber al presidente.

Además, De la Vega señaló que si el Gobierno de López Obrador pretende solo atender la pobreza del sector agroalimentario mexicano “sin impulsar a la mediana y grande agricultura, la resultante será más pobreza, pobreza inclusiva y mayor dependencia agroalimentaria”.

“El actual Gobierno de México, la iniciativa privada, los sindicatos, academia y sociedad, nos necesitamos”, expuso el dirigente y añadió que el CNA “desea que a López Obrador y su gobierno le vaya muy bien”.

De la Vega destacó que como sector sufrieron varias “embestidas”, como el recorte del 40 % al presupuesto para 2021, la eliminación de los programas de agricultura comercial, la nueva Ley de aguas nacionales, la devolución de impuestos, el etiquetado de alimentos, la eliminación al diesel agropecuario y pesquero y la prohibición progresiva del uso del glifosato, entre otros.

“A pesar de todo nuestro sector sigue creciendo, lo demuestran las exportaciones y ha sido el único que no ha parado durante la pandemia”, apuntó.

En su turno, Romo, quien también es coordinador del gabinete económico, dijo estar de acuerdo con todos los planteamientos propuestos por el CNA.

“Lo que tenemos que hacer en México es quitarnos de ideologías y combatir la pobreza y esto se hace con muchos de lo aquí expuesto, pero sobre todo con la unión entre el sector público, privado y social”, señaló Romo.

Además se comprometió a sentarse con el CNA para revisar algunos temas en conjunto con distintas secretarias, además dárselos a conocer al presidente.

Sobre la Ley General de Aguas, Romo les dijo que “no se preocupen” y aunque es un tema “muy delicado”, lo revisarán junto con la directora de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez.

Tras casi siete meses de su primer caso, México rebasa los 710.000 contagios y roza los 75.000 muertos por la covid-19

Además, el coronavirus provocó una caída histórica anual de 18,7 % del PIB en el segundo trimestre del año y la pérdida de más de 1 millón de empleos formales.

Durante la pandemia, López Obrador insistió en la austeridad de su Gobierno como principal respuesta a la crisis y descartó solicitar préstamos, uno de los grandes desacuerdos que ha tenido el presidente con el sector privado en la forma de abordar la crisis.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y el Consejo Nacional Agropecuario (CNA), firmaron un acuerdo de cooperación para en favor del desarrollo de proyectos de inversión agroalimentaria en torno al Tren Maya.

En el marco de la sesión del Comité Directivo del CNA, el director de Fonatur Rogelio Jiménez Pons firmó el acuerdo con Bosco de la Vega Valladolid, presidente del CNA y ante la presencia de Alfonso Romo Garza, Jefe de la Oficina de la Presidencia.

El acuerdo tiene como objetivo fortalecer el potencial de la demanda logística del sector agroalimentario en la región sureste, así como desarrollar criterios técnicos para el manejo de productos perecederos, crear vínculos con actores relevantes del sector, fomentar la integración de las cadenas productivas, servicios logísticos y generación de proyectos estratégicos con relación a la ruta e infraestructura del Tren Maya.

El director de Fonatur señaló que el sector agroalimentario es el más importante en 4 de los 5 estados de la región sureste: Chiapas, Tabasco, Campeche y Yucatán y destacó que solamente Quintana Roo tiene un mayor peso el sector turismo.

Con esto, la actividad agroalimentaria se visualiza como la gran beneficiaria del Proyecto Tren Maya, pues habrá una reducción de costos logísticos que favorece al comercio regional, nacional e internacional.

Agregó que el potencial de captación de demanda de carga asciende a 5.5 millones de toneladas de productos agroalimentarios por año.

La inversión estimada en infraestructura agro logística para detonar este potencial de carga del Tren Maya asciende a 5,056 millones de pesos.

“Esto va repercutir en el empleo, porque también el crecimiento demográfico que se tiene será de mayor calificación. De acuerdo a las estimaciones de ONU-Habitat en los próximos diez años se van a generar un millón de empleos a partir del Tren Maya. El impacto del Tren Maya en el bienestar presenta una oportunidad de articulación del territorio. Con el Tren Maya se estima que 200 mil personas superen la línea de bienestar mínimo que va de acuerdo con la Agenda 2030 de la ONU y representa una disminución de 27 por ciento en la población con carencias económicas en la zona de impacto del proyecto”, señaló.

Por su parte el presidente del CNA, Bosco de la Vega agradeció la colaboración entre el organismo que preside y Fonatur, pues con el Tren Maya, el sector agropecuario será uno de los más beneficiados, pues se podrán movilizar un mayor número de productos a un costo más bajo.

“Como CNA vemos grandes oportunidades de desarrollo, grandes oportunidades para el sector agroalimentario en una gran zona de influencia del Tren Maya, que en diez años se generen un millón de empleos son excelentes noticias para el país, fortaleciendo la conectividad y movilidad de productos agroalimentarios y la producción primaria, tanto para el comercio nacional e internacional”, declaró.

El corredor regional Tren Maya permitirá articular diversas vocaciones económicas y productivas de cada una de las microrregiones que integran el sureste, mediante la implementación de proyectos estratégicos de infraestructura agro logística, como centros de acopio, empaquetadoras, almacenes frigoríficos y plantas procesadoras y certificadoras, de forma que las economías locales puedan ser más competitivas. (AGENCIA EFEAGRO. Con información de FONATUR.)

Deja un comentario