Ven en cocina mexicana un detonante económico ante Covid

La cocina tradicional es uno de los principales detonantes del crecimiento económico de México, pues fomenta la economía local, crea empleos y genera una cadena productiva que empieza en el campo y termina en la mesa de los comensales, y por ello se debe trabajar en recuperar las plazas de empleo perdidas por la pandemia de Covid-19, aseguró Francisco Fernández Alonso, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac).

“Como en la mayoría de los sectores económicos, esta crisis sanitaria ha impactado a la industria restaurantera mexicana y por consiguiente, al fomento de la cocina tradicional”, apuntó.

De acuerdo con la Canirac, hasta el momento la emergencia sanitaria ha generado el cierre de 90 mil restaurantes, la pérdida de más de 300 mil empleos y ventas que disminuyeron más 50 por ciento.

En el marco de la ceremonia por el Día Nacional de la Gastronomía Mexicana, Braulio Arsuaga, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), aseguró que la comida es un vehículo de promoción para el país ya que complementa el atractivo y la oferta de los destinos turístico, motivo por el que se debe hacer eco de la celebración.

“Con la gastronomía incrementamos el interés por México en los viajeros que vienen prácticamente de todo el mundo. La comida figura en todos los segmentos del turismo tanto en el de placer, aventura, deportivo, de naturaleza, etcétera”.

Por su parte, Germán González Bernal, presidente de Dicares (Asociación Civil de Directores de Cadenas de Restaurantes), reiteró que es necesario el fomento gastronómico mediante eventos, ferias, exposiciones, competencias, foros y muestras gastronómicas a nivel nacional e internacional, virtuales y cuando se pueda presenciales.

“Es necesario mantener la unidad y trabajar juntos sociedad, empresariado y gobiernos, pues solos no podemos, requerimos de políticas públicas que de manera firme y decidida apoyen al sector y a la cocina tradicional mexicana.

“No podemos darle la espalda a lo que ya hemos construido. Al contrario, es nuestra obligación preservarlo”, apuntó. (Excélsior)

Deja un comentario