Enfermedad desconocida transmitida por cabras enciende alarmas en Países Bajos

Las alarmas se han encendido en Países Bajos ante la posibilidad del surgimiento de una nueva enfermedad transmitida de los animales a los humanos, luego de que científicos neerlandeses detectarán casos de neumonía que se desarrollan con más intensidad entre personas que viven en las inmediaciones de granjas de cabras.

Debido a esto, algunos especialistas señalan que se podría tratar de una nueva enfermedad desconocida, por lo que los especialistas ya se han dado a la tarea de investigar estos casos con detenimiento.

El registro de este tipo de casos no es nuevo, pues desde el año 2013 se comenzó a realizar el estudio de estos, confirmando que los pobladores que viven en los alrededores de las granjas tienen un riesgo de entre un 20 % y un 55 % mayor de padecer la neumonía, según indicó Dick Heederik, experto en riesgo de enfermedades de humanos y animales de la Universidad de Utrecht.

Tras los primeros análisis de esta situación se determinó que el riesgo de presentar estas afectaciones a la salud aumenta cuando se está en un radio de entre 1 y 1,5 kilómetros de las granjas de cabras.

Si bien se han dado casos de personas que no han presentado ningún síntoma, las personas que si los han tenido han desarrollado fiebre, escalofríos, fatiga y dolor muscular.

Este tipo de casos han estado presentes en los últimos años, los primeros hallazgos se dieron a partir de 2017, generando distintas restricciones, pues en algunas provincias el sector fue congelado «hasta que se pueda identificar y manejar los vínculos con tasas más altas de neumonía», señaló la granjera Jeannette Van de Ven.

La adopción de medidas restrictivas ha sido justificado por el temor de volver a padecer un brote parecido al de Fiebre Q, un virus encontrado en las cabras que entre el 2007 y el 2010 generó 4 mil casos confirmados en humanos, 95 de los cuales fueron fatales.

Se estima que en aquel entonces al menos 50 mil habitantes padecieron la enfermedad y por ello el gobierno de este país decidió sacrificar 50 mil cabras lecheras de 55 granjas para contener la propagación. (https://heraldodemexico.com.mx/)

Deja un comentario