Sector primario estima en 2020, un volumen de producción de 290.4 millones de toneladas de alimentos

Se registra un incremento en la producción de alimentos, alza histórica en exportaciones agroalimentarias y crecimiento del sector; la entrega de apoyos a los productores en forma directa, oportuna y sin intermediarios, uno de los factores que influyó en estos resultados, informó el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula.

​En conferencia de prensa virtual, detalló que en términos de autosuficiencia alimentaria, se estiman aumentos importantes en los cuatro granos básicos: arroz, 302 mil toneladas (23.3 por ciento más); frijol, un millón 193 mil (+35.6%); maíz grano, 28 millones 294 mil (+3.9%), y trigo panificable, un millón 589 mil (+17.5%).

​En 2021 el programa Producción para el Bienestar cuenta con un presupuesto de 13 mil 500 millones de pesos (22.7 % nominal más respecto de los 11 mil millones de 2020), por lo que el programa crece tanto en cuotas de apoyo a productores de granos y café, como en universo de productores a atender, anunció el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria, Víctor Suárez Carrera.

​Se determinaron cuotas preferenciales para productores de amaranto y chía; se incorporan nuevos productores beneficiarios, de cacao, miel de abejas Apis y Melipona, y se fortalece el acompañamiento técnico al involucrar leche, cacao y apicultura.

El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, aseguró que, no obstante los estragos de la pandemia, el sector primario registró en 2020 un incremento en la producción, al estimarse un volumen de 290.4 millones de toneladas de alimentos (tres millones más respecto de 2019), con la entrega de recursos en forma directa, oportuna y sin intermediarios.

Villalobos Arámbula dejó en claro que no ha habido compras de pánico ni crisis alimentaria en México. Este logro es mérito de las productoras y los productores que incansablemente garantizaron la disponibilidad de alimentos para todos los mexicanos, lo cual, comentó, habrá de seguir este año.

Destacó que el Producto Interno Bruto (PIB) de las actividades primarias creció dos por ciento en 2020 y 4.9% durante el cuarto trimestre de ese año (el mayor en los últimos cuatro años), lo que contribuyó a mitigar la afectación a la economía nacional por la actual pandemia.

Durante 2020, agregó, se aprovechó también la oferta exportable y se alcanzó un superávit histórico de 11 mil 432 millones de dólares al mes de noviembre (43.2% más). Las exportaciones mantuvieron un crecimiento constante, ubicándose en 35 mil 903 millones de dólares, indicó.

Mencionó que en términos de autosuficiencia alimentaria, del 2020 se prevén aumentos importantes en los cuatro granos básicos para ubicarse del siguiente modo: arroz, 302 mil toneladas (23.3 por ciento más); frijol, un millón 193 mil (+35.6%); maíz grano, 28 millones 294 mil (+3.9%), y trigo panificable, un millón 589 mil (+17.5%).

En conferencia de prensa virtual, el titular de Agricultura afirmó que el presupuesto del 2020 fue de 47 mil 576 millones de pesos, y el de este año es de 49 mil 291 millones de pesos, un incremento de mil 714 millones de pesos que se verá reflejado en la línea de la productividad, con su aplicación a los programas prioritarios y los sustanciales.

Señaló que la actual relación presupuesto-producción, con resultados positivos, tiene que ver con la operación de apoyos sin corrupción ni intermediarios, lo que favoreció el incremento en la producción agropecuaria y pesquera del país.

El secretario Villalobos Arámbula apuntó que durante 2020 los programas prioritarios llegaron de forma directa y con cobertura nacional a más de dos millones 828 mil productores de pequeña escala, ejidatarios, campesinos e indígenas, con un monto de 20 mil 664 millones de pesos. “El campo no se ha detenido, no se detiene y no se detendrá”, afirmó.

Respecto al programa de Fertilizantes para el Bienestar en el estado de Guerrero, puntualizó que el año agrícola 2020 concluirá en marzo de 2021 con un estimado de producción de 1.38 millones de toneladas, esto es, 10.4% mayor al promedio histórico de 2009-2019.

Entre los retos y oportunidades para el 2021, detalló, se encuentra incrementar la producción y productividad en granos básicos (maíz y frijol) para cumplir la meta establecida en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) para 2021, de manera sustentable e incluyente.

Además, dijo, garantizar el acceso de la población a los alimentos sanos y suficientes en el marco de la pandemia y sus efectos; acompañar las actividades del sector con tecnología y asistencia técnica; garantizar  el cuidado del suelo y el agua para uso agrícola, y uso apropiado y conservación de la biodiversidad y los recursos genéticos para la productividad nacional. (BOLETÍN DE PRENSA SADER.)

Deja un comentario