Dan a conocer las perspectivas de la Industria Porcina para el 2021

A invitación de Geolife, Naturaleza Tecnologizada, el presidente de la Organización de Porcicultores Mexicanos (OPORMEX), Heriberto Hernández Cárdenas, presentó de manera virtual la ponencia “Perspectivas de la Industria Porcina para el 2021”.

Su participación inició con un repaso de México en el contexto internacional, en donde destacó que se cuenta con 12 tratados de libre comercio con 46 países, con un mercado potencial de 462 millones de personas; de 194 países, nuestro país se posiciona como el 11º productor de alimentos y el 3º en América Latina, el 11º lugar en productor ganaderia primaria, el 7º productor de proteína animal y el 9º en producción de carne de cerdo.

En el caso de nuestro país, la producción en el 2018 ascendió a 112 mil 49 toneladas, en 2019 de 101 mil 995 toneladas y al cierre del 2020 de 97 mil 875 toneladas.

Referente a las exportaciones en el 2018 fueron de 8 mil 245 toneladas, en el 2019 de 9 mil 335 toneladas y el año pasado de 10 mil 816 toneladas; en el caso de las importaciones fueron en el 2018 de 7 mil 541 toneladas, en el 2019 de 8 mil 328 y en el 2020 de 10 mil 365 toneladas.

Por lo que se refiere al consumo per cápita de carne de porcino la Unión Europea tuvo un consumo de 39.78 kilogramos, Corea del sur 38.84, China, 31.97, Estados Unidos 30.33, Vietnam 24.80, Rusia 22.90, Japón 21.55, México 18.07, Filipinas 16.60 y Brasil 14.74 kilogramos por persona al año.

Por otro lado destacó que México es reconocido por la Organización Internacional de Epizootias (OIE) como libre de diversas enfermedades, por lo que el estatus sanitario es privilegiado; además se cuenta con Industrias tipo Inspección Federal (TIF) y certificación reconocidas a nivel mundial; en los últimos años se ha tenido una industria moderna, eficiente y comprometida con el medioambiente y salarios justos para los trabajadores, por eso es que se exporta a 32 mercados.

Por lo que se refiere al panorama porcícola en el marco de la crisis sanitaria generada por el COVID-19, se tuvieron pérdidas económicas para el subsector y principalmente para los productores, disminuyendo sus ventas entre un 30% a un 40 %, y aumento del dólar, lo cual generó el alza en los costos de producción, principalmente en el tema de la alimentación.

A pesar de ello es una industria generadora de más de 370 mil empleos directos y 1.8 millones de empleos indirectos; el valor de la industria es de alrededor de 62 mil millones de pesos.

Resaltó la importancia que tuvo la creación de OPORMEX, para estar unidos en un solo frente como industria porcina, la integración del 100 por ciento de los productores pequeños, medianos y grandes; con ello se ganó se facilitadores de sus uniones y asociaciones de sus comunidades.

Actualmente la agenda de OPORMEX, tiene como prioridad incentivar la certificación de buenas prácticas en el 100 por ciento de las granjas porcinas, entre las acciones se encuentran la reducción de riesgos de contaminación física-química-biológica, medidas de bioseguridad, bienestar animal y cuidado del ambiente.

Otras acciones son la ubicación, diseño y construcción de granjas; prácticas de alimentación en la producción, agua para consumo de los animales, manejo de los mismos durante el transporte y movilización, salud, eliminación de desechos, manejo en granjas, control de fauna nociva, bioseguridad, capacitación, salud e higiene del personal e identificación, trazabilidad y retiro.

En la agenda también tienen promover el cumplimiento de la NOM-001-W3COL-1996 06/01/1997, que establece los límites máximos permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales en aguas y bienes nacionales.

“Gran parte de las granjas de nuestro país cuentan con biodigestores y utilizan biogás, más productores utilizan el subproducto que una vez tratado contiene muchos ingredientes útiles para la agricultura”, señaló Heriberto Hernández. (BM-EDITORES.)

Deja un comentario