Establece Sader periodos de veda temporal 2021

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural informó que  el 1 de julio, entró en vigor el acuerdo que establece los periodos de veda temporal 2021 para la pesca comercial de Establece Sader periodos de veda temporal 2021 en aguas de jurisdicción federal del océano Pacífico y aguas jurisdiccionales extranjeras que se encuentre en el área de regulación dela CIAT (Comisión Interamericana del Atún Tropical).

Se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el ordenamiento que establece periodos de veda para la captura comercial de atúnes aleta amarilla (Thunnus albacares), patudo u ojo grande (Thunnus obesus), aleta azul (Thunnus orientalis) y barrilete (Katsuwonus pelamis) para embarcaciones cerqueras de bandera mexicana que capturen túnidos en alta mar y aguas jurisdiccionales extranjeras reguladas por la CIAT.

El Acuerdo establece que los titulares de permisos de pesca comercial para embarcaciones atuneras de bandera mexicana de 182 y más toneladas métricas de capacidad de acarreo que utilizan redes de cerco y embarcaciones de palangre de más de 24 metros de eslora total en aguas de jurisdicción federal de los Estados Unidos Mexicanos del océano Pacífico y en altamar y aguas jurisdiccionales extranjeras del Océano Pacífico Oriental (OPO) podrán optar alternativamente por someterse a uno de los siguientes período de veda:

El primero aplica desde las 00:00 horas del 29 de julio hasta las 24:00 horas del 8 de octubre de 2021. El segundo período de veda aplica desde las 00:00 horas del 9 de noviembre de 2021 hasta las 24:00 horas del 19 de enero de 2022.

El representante legal de cada embarcación deberá notificar a la Conapesca, mediante escrito libre, su voluntad de respetar uno de los periodos de veda indicados en el Acuerdo para el año 2021. 

En caso de no recibirse esta notificación se deberán sujetar al periodo de veda que aplica del 9 de noviembre de 2021 al 19 de enero de 2022.

La Conapesca subraya que la pesquería de túnidos es de gran importancia nacional por la derrama económica que genera, por su participación en la producción de alimentos para el consumo interno y en la generación de empleos, tanto en su fase de zafra como en las de procesamiento o enlatado y comercialización. 

Fuente: Conapesca

Deja un comentario