Impulsan grandes cerveceras distribución de las artesanales

La cerveza artesanal Cucapá maneja un repertorio de 15 etiquetas donde la mayoría es de línea, otras son de temporada o especialidades.

Hace 15 años, en el Norte de México, un pequeño grupo de emprendedores abrió un restaurante donde empezaron a producir su propia cerveza a la que llama-ron Cucapá, la aceptación fue tal que el restaurante ya no existe y la cerveza es conocida en todo el país por ser una de la gama artesanal más consumidas.

De hecho, Cucapá recién acaba de lanzar una nueva campaña de publicidad en la que busca alcanzar aquellas zonas donde no tenía presencia e incluso donde su competencia se desenvuelve, a esta campaña la llaman “Burro de Troya”.

“De lo que se trata esta campaña es de llevar a Cucapá a donde era más complicado o donde la gente no tenía el acceso a nuestra cerveza, es una manera divertida de llevar nuestro producto a estos mercados, abrirnos esas puertas a mercados que antes no podíamos”, dijo Mario García, socio fundador de Cucapá.

Dijo que hoy en día la empresa ha crecido tanto que llamó la atención de Grupo Modelo con quien se asoció para llegar a más puntos del país.

Con Grupo Modelo, el esquema es de una sociedad en la que, este corporativo contribuye en la distribución y logística de Cucapá.

“Por un lado, la distribución de la cerveza artesanal en México es muy compleja, nuestra logística muy limitada.

“Por el otro, sabemos que hay eventos, lugares donde la cerveza artesanal apenas empieza a hacerse espacio.

“Tenemos alrededor del 0.2 por ciento del mercado (las cervezas artesanales), esto apenas está naciendo. Por eso la relación que tenemos con Grupo Modelo es una sinergia estratégica, la realidad es que vimos una oportunidad y una gran demanda por parte de los consumidores hacia la cerveza artesanal”, dijo.

Uno de los aspectos que distinguen a una cerveza artesanal de las industriales es el proceso de elaboración, algo que con la sinergia de Cucapá y Grupo Modelo no se ve afectado.

Cucapá maneja cerca de 15 etiquetas en su repertorio de cerveza, donde la mayoría es de línea, es decir, las de base y otras tantas son de temporada o especialidades.

En relación al acceso a los insumos, García comentó que en los 15 años que tiene dedicándose a la producción de cerveza artesanal, nunca ha vivido la falta de ingredientes, no obstante reconoció que la escasez de algunos productos se ha presentado a nivel global por situaciones propias de la producción y no por acaparamiento de las grandes.

Incluso, recordó que entre 2007 y 2009, el lúpulo, un ingrediente fundamental en la elaboración de esta bebida, no se conseguía casi por ningún lado y eso provocó un alza en el precio, que entonces pasó de costar dos dólares el kilo hasta los 60 dólares.

Por otro lado, destacó que algo que ha impedido el desarrollo de una industria cervecera artesanal tiene que ver con las cargas impositivas, pues un producto terminado a la venta al público carga impuestos de hasta 42.5 por ciento.

“Por esa misma razón se desarrolló una industria de cerveza artesanal en una economía subterránea, porque es muy complicado sobrevivir con esa carga de impuestos”, concluyó. (DANIEL ANGUIANO. EL FINANCIERO)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s