Exportación de limón en Oaxaca creció 950%

De las 17 mil 166 toneladas de limón exportadas desde Oaxaca en 2017, en lo que va del año se han enviado ya, principalmente a Estados Unidos, el 6.9 por ciento de ese volumen, es decir mil 200 toneladas.

De acuerdo con datos oficiales, para la actual temporada se registraron mil 100 huertos, además de que en la entidad se cuenta con cinco empacadoras certificadas que cumplen con los requisitos de exportación.

En un comunicado de prensa emitido en enero de 2017, la dependencia informó que en 2016 el limón persa, junto con el mango, miel, mezcal y café, fueron los cinco productos que registró un aumento importante en el volumen de exportaciones.

De las mil 637 toneladas reportadas para exportación en 2015, para 2016 se mandaron a Estados Unidos 7 mil 899 toneladas, es decir 6 mil 262 toneladas que representaron un crecimiento de 382 por ciento.

Al comparar las 7 mil 899 toneladas reportadas en 2016 con las 17 mil 166 en 2017, el crecimiento entre un año y otro es de 9 mil 267 toneladas, un incremento de 117 por ciento.

En tres años, el volumen de limón oaxaqueño que se exportó aumentó en 15 mil 529 toneladas, lo que representa un aumento del 950 por ciento de 2015 a 2017.

Uno de los principales productores de limón persa de exportación, Remigio Vásquez González, consideró que los 37 o 25 pesos que llegan a pagar por kilogramo de limón es de los mejores precios del ciclo, favorecido por las bajas temperaturas que reducen la producción.

Si bien, en Oaxaca existen empacadores, los productores prefieren enviarlo a Martínez de la Torre en Veracruz, porque ahí obtienen un mejor precio; una caja con 26 kilos de limones puede valer 650 pesos y en el Bajo Mixe venderla de manera directa implica recibir 500 pesos.

Conforme haya más producción de limón, en el mes de Julio, el precio bajará considerablemente y un kilogramo de limón de exportación puede valer hasta un peso, por eso lo mejor es aprovechar las temporadas invernales para su comercialización fuera del país.

Guiado por la “lógica” de la estrategia comercial de “las grandes tiendas”, el limón persa sin semilla que se produce en tierras oaxaqueñas obedece un ciclo que lo hace llegar a la Ciudad de México o Martínez de la Torre, en Veracruz, para retornar a consumidores locales al menudeo.

Es en esta etapa del año cuando la escasez de producto por la temporada invernal hace que a Oaxaca ingrese limón de Colima, que en la variedad de “criollo” alcance precios de hasta 35 pesos, diez pesos más que el que se produce en el Istmo de Tehuantepec.

“Es mejor el sabor y a la gente le atrae más porque viene acerado”, explica Alma, una expendedora de la central de abasto, quien ha terminado casi todo el producto que se compra fuera de Oaxaca.

Sin negar que Oaxaca tiene la capacidad para producir todo el cítrico que se necesita para abastecer la demanda, Remigio Vásquez González, uno de los principales productores del Bajo Mixe, ubica el problema a ese manejo comercial irrisorio.

Salvo el limón de exportación, principalmente para Estados Unidos, “la producción que se va de Oaxaca regresa. Es una estrategia comercial y en eso sube el precio”.

Si un kilo de limón persa en el bajo mixe se puede comprar al mayoreo entre 15 o 20 pesos, en la ciudad de Oaxaca llega a costar hasta 28 pesos, el precio actual más alto en lo que va del año.

“Ya tiene más de 15 días que subió, estaba a 10, a 8 pesos, luego a 15, pero subió de jalón hace 15 días”, lo que para Anselma Cruz, comerciante de la Central de Abasto, se entiende por la escasez de limón persa.

Mientras pesa un puñado de limones que en conjunto pesan 2.1 kilogramos señala que el martes pasado el limón escaseo, “no hubo”. Las naranjas que vende a 25 pesos por 30 piezas, o las mandarinas por 15 pesos el kilo, “vienen de Martínez de la Torre”.

Ese municipio de Veracruz es el punto de venta estratégico desde donde se distribuyen la mayor parte de cítricos para el país e incluso en el extranjero.

De acuerdo con el productor Vásquez González, el limón persa que exporta actualmente Oaxaca alcanza precios por kilogramo de hasta 37 pesos, “porque hay demanda y poca oferta, hay poco limón”.

La floración actual estará lista en cuatro meses, cuando se espera que este cítrico se abarate, aunque para las próximas vacaciones de Semana Santa podría registrar una baja en su precio. (NADIA ALTAMIRANO. NVI NOTICIAS)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s