Para el guacamole, los tacos o el sushi: Cuatro trucos para hacer que un aguacate madure

Los aguacates son frutas tropicales deliciosas, de textura increíble, gran sabor y mucha versatilidad para preparar numerosos platos, presentes en culturas gastronómicas diversas como la mexicana, la peruana o la japonesa. Además, sus beneficios para la salud son más que notables: son altamente nutritivos, ricos en grasas saludables, fibras o proteína, aportan minerales como el potasio, reducen el colesterol, son ricos en antioxidantes, previenen el cáncer y cuidan el corazón.

Para disfrutar de un aguacate en condiciones -ya sea para un tartar, un rico guacamole, una ensalada o sushi casero- resulta una condición indispensable que se encuentre totalmente maduro. En este artículo te contábamos que es fundamental que esté algo blandito, de color más bien oscuro -aunque este rasgo cambia según la variedad-, que el rabillo tenga color amarillento y su aspecto sea uniforme

Si el aguacate que tienes en casa todavía está verde, ¡no lo metas en el horno para acelerar su maduración! Existen otros trucos que puedes llevar a cabo para disfrutar del sabor y la textura de esta sabrosa fruta.

CUATRO TRUCOS PARA MADURAR AGUACATES

  • Bolsas de papel: Una forma fácil y efectiva de madurar un aguacate rápidamente es meterlo en una bolsa de papel. Los aguacates se ablandan naturalmente al liberar gas de etileno. Al encerrar la fruta en una bolsa, atrapa el gas que libera allí, acelerando así el proceso de maduración.
  • Guardarlo con una manzana: Si el método de la bolsa de papel no hace el trabajo lo suficientemente rápido para ti, introduce otra fruta junto a él en el interior de la bolsa. Las manzanas y los plátanos emiten gas etileno a lo largo del tiempo y al duplicar la cantidad de fruta en la bolsa, se duplica la concentración de agentes de maduración.
  • Cúbrelo con harina: Si metes harina en la bolsa para tapar o sumergir parcialmente la fruta, se amplificarán las emisiones de etileno del aguacate. También tiene el efecto agregado de absorber el exceso de humedad, produciendo un aguacate que está perfectamente maduro, verde y cremoso en lugar de uno que es marrón y blando.
  • Ponlo en un lugar soleado: El calor de la luz solar ablandará tu aguacate más rápido sin cambiar totalmente su sabor, como si lo hace el calor más intenso de un horno o microondas. Este método produce un aguacate más voluminoso, lo que lo hace perfecto para tu guacamole. (sinembargo.mx)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s