Esta app quiere evitar el desperdicio de comida

Tras un ‘crash’ del mercado bursátil, Saasha Celestial abandonó Morgan Stanley para desarrollar una app que evita el desperdicio de comida.

Saasha nació en Iowa y creció en un ambiente de emprendedores, por lo que desde los seis años empezó a tener ideas de negocio vendiendo “lo que se te ocurra”, como ella lo describe, para obtener dinero. Esa chispa de emprendimiento la llevó a estudiar la licenciatura en Economía en Chicago y posteriormente una maestría de Negocios en Stanford, en donde conoció a su actual socia, Tessa Clarke.

Tomando en cuenta que en el mundo se desperdician alrededor de mil 300 toneladas de alimentos al año, de acuerdo con un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y bajo la premisa de que “nada que sea de valor se desperdicia”, Sasha y Tessa fundaron en 2015 Olio, una app que conecta personas y negocios para compartir alimentos y productos, evitando su desperdicio.

“Queríamos abordar un reto ambiental que pudiera resolverse a través de la tecnología y un día, mientras me mudaba de país, las personas de la mudanza me dijeron que no podía llevar mi comida, entonces salí a mi calle, pero no encontré a nadie que quisiera quedarse con mis verduras”, narró la cofundadora de Olio.

La app llegó este mes a México, en donde se desperdician 20.4 millones de toneladas de alimentos al año, según un estudio del Banco Mundial en 2018.

“Queremos contribuir a la disminución del desperdicio de comida en México y, para ello, impulsamos este modelo que crea pequeñas comunidades de personas que comparten entre sí la comida”, señaló Celestial.

“Creemos que estas prácticas pueden funcionar primero en la Ciudad de México, y lograr que poco a poco se vayan implementando en todo el país”, agregó.

Actualmente, Inglaterra es el único lugar en donde la app genera ingresos. Ahí, Olio recluta, capacita y provee voluntarios para la reutilización de alimentos en buen estado a cadenas de supermercados y fast food.

Sin embargo, Celestial, que ahora vive en Londres, considera que la app tiene un sentido más social y espera que ayude en casos como el Brexit. “Parece haber un consenso generalizado que Brexit aumentará los precios de la comida en el Reino Unido. Esto pondrá presión en los presupuestos que los hogares destinan a la comida, por lo que esperaríamos que la gente sea más consciente sobre el desperdicio de la comida y que vean en Olio una solución para compartir alimentos”.

Olio cuenta con más de 900 mil descargas a nivel mundial y más de 1.2 millones de porciones de comida compartidas. Está disponible para los dispositivos iOS y Android. (El Financiero)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s