Creación de nuevas variedades vegetales, un acierto de seguridad alimentaria

La obtención de vegetales con mejor productividad, elevada calidad, resistente a plagas y enfermedades constituye un elemento clave para el incremento de la productividad y la calidad en el ámbito de la agricultura que además benefician al medio ambiente.

En este tema México tiene una larga trayectoria, pues lleva aproximadamente 80 años practicando el Mejoramiento Genético, trabajo que realiza principalmente el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), que desde 1960 a la fecha, ha liberado de alrededor de 40 a 45 híbridos (H1 al H76) de maíz.

A la práctica de la creación de nuevas variedades y mejoramiento genético se suma el Colegio de Posgraduados (COLPOS) institución que se ha ocupado en crear material vegetativo con características que constituyen un recurso genético valioso y además se presenta como otra de las contribuciones del organismo académico que vinculan trabajos científicos con servicios directos a productores, teniendo siempre presente el progreso económico y social del campo nacional.

La variedad CP-VERO1 de maíz, desarrollada por el Colegio de Posgraduados (COLPOS)

Esta variedad presenta: mayor rendimiento de grano, buena resistencia al carbón de la espiga y a la sequía.

Pasto azuche NdeM REDGATRO para bajíos tropicales inundables que desarrollaron en conjunto COLPOS e INIFAP

Este pasto puede enfrentar ambientes contrastantes de sequía e inundación, reduce la pérdida de humedad, más productivo y digestible para el ganado.

La variedad de chile serrano CHISER-522 que desarrolló el (INIFAP)

Este chile tiene como características: alta calidad, tolerante a la mancha bacteriana, mayor rendimiento productivo.

No debemos olvidar que en México, la obtención y producción de nuevas variedades vegetales están protegidas legalmente, para salvaguardar la propiedad intelectual del obtentor. (ESTUDIOS E INVESTIGACIONES CEDRSSA. CÁMARA DE DIPUTADOS)

Deja un comentario