Covid-19 impacta a productores de mango del Istmo

La pandemia generada por el Coronavirus (Covid-19), ha impactado en la economía de los diversos sectores de la sociedad, principalmente en la de los productores del campo.

La zona Oriente del Istmo se ha caracterizado por ser productora de mango, melón y sandía, por lo que la oferta y la demanda ha traspasado la frontera del país.

A nivel nacional la entidad oaxaqueña se ubica en los primeros lugares como productora de mango, además de ser una de las principales exportadoras de esta fruta.

Luis Eduardo de los Santos, titular de la Junta Local de Sanidad Vegetal “Mangueros Unidos de San Pedro Tapanatepec y Chahuites”, dio a conocer que en la zona existen 2500 productores de mango, los cuales tienen a su cargo 30 mil hectáreas para la cosecha de más de diez millones de cajas de esta fruta.

Gracias al manejo del producto, la región cuenta con 11 empacadoras registradas para la exportación de esta fruta, siendo su principal cliente Estados Unidos.

El entrevistado dio a conocer que en la zona Oriente del Istmo, hasta la fecha no existe reporte alguno de personas positivas o sospechosas por contagio de coronavirus, por lo que el producto aún es aceptado por las instancias nacionales e internacionales.

A pesar de ello y debido al cierre de los supermercados en ese país, durante la primera semana del pasado periodo vacacional, la demanda bajó en un setenta por ciento, por lo que la exportación del mango se vio afectada, e impactó en la economía de sus agremiados.

EXPORTACIÓN REZAGADA

Con el paso de los días la exportación del producto se ha incrementado, pero hasta la fecha aún tienen un cuarenta y cinco por ciento de rezago en la exportación del mango, por lo que el producto está siendo distribuido a nivel local.

Al ser cuestionado con respecto a la demanda nacional, el representante de la Junta de Sanidad Vegetal explico que una parte de la producción de la fruta está destinada a cubrir las demandas de diversas empresas del país.

Pero, en la mayoría de estas se redujo la elaboración de los productos derivados y en otras se dejaron de producir, por lo que la demanda de la fruta bajó en un treinta y cinco por ciento.

Debido a lo anterior, y de acuerdo a la oferta y la demanda, el precio de la caja de mango bajó considerablemente que hasta la fecha no ha logrado recuperarse, por lo que esperan que al terminó de la contingencia aumente.

Los productores de mango del municipio de Santiago Laollaga se encuentran en las mismas condiciones, ya que inicialmente los habitantes de esta población impidieron el ingreso de los camiones de carga ante el temor de que alguno de  los conductores fuera portador del coronavirus.

No obstante, durante el 2019, los mangueros de la zona Oriente del Istmo enviaron cuarenta mil toneladas de mango a los Estados Unidos, siendo en su mayoría las variedades de Tommy y Ataúlfo.

SIN APOYO DEL GOBIERNO

Y a pesar de ello, los productores de mango  oaxaqueños tendrán que utilizar sus propios recursos para proteger sus cultivos de las plagas, ya que hasta el momento no existe un plan del gobierno federal que los apoye. (JOSÉ NIETO. EL IMPARCIAL DEL ISTMO)

Deja un comentario