México y AL ampliarán cooperación para mantener respuesta ante Covid-19

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) informó que, con el objetivo de identificar áreas de cooperación, representantes de organismos de sanidad e inocuidad agroalimentaria de México y América Latina intercambiaron experiencias sobre cómo han modificado sus acciones de prevención y control fito y zoosanitario durante la pandemia por Covid-19.

Agricultura estableció una serie de acciones de conversión tecnológica que mejoran la atención que el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) presta a productores y usuarios.

Las autoridades sanitarias participaron en el foro técnico “Principales desafíos y oportunidades de los servicios de sanidad agropecuaria e inocuidad de alimentos ante el Covid-19”, organizado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

El director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, Francisco Javier Trujillo Arriaga, precisó que los programas de trabajo federal con productores conllevan capacitación, por lo que el Senasica ha sostenido reuniones instructivas vía remota con agricultores y ganaderos inscritos.

Subrayó que la limitante tecnológica en algunas regiones rurales del país ha sido resuelta con el apoyo de los órganos de coadyuvancia agropecuarios, que se han acercado a los productores que no cuentan con equipo de cómputo, teléfono celular o servicio de internet.

Respecto al trabajo de funcionarios, técnicos y personal sustantivo durante la emergencia sanitaria, precisó que el Senasica ha mantenido su nivel operativo, atendiendo las medidas recomendadas por la autoridad de salud, e innovado en la atención al sector.

Indicó que para hacer más eficiente el trabajo y disminuir los riesgos de contagio del virus en los trabajos en campo y oficinas, los especialistas en epidemiología de la Dirección General de Salud Animal del Senasica diseñaron un sistema de organización laboral que continuará implementándose cuando termine la contingencia sanitaria.

En cuanto a la atención al usuario, Trujillo Arriaga adelantó que ha sido exitoso el modelo de trámites y servicios de manera virtual, por lo que se planea instaurarlo de forma permanente para proteger a productores y al personal.

Respecto a los trámites de intercambio comercial que el organismo de Agricultura realiza de manera electrónica, indicó que –en apego a las medidas de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria— México utiliza el Certificado Fitosanitario Internacional Electrónico con los países que también lo tienen instaurado y en materia de cárnicos además ha comenzado con la eliminación de trámites en papel.

Refirió que la Dirección General de Inspección Fitozoosanitaria también lleva a cabo acciones para agilizar el despacho de productos agroalimentarios que ingresan al país, a través del Centro de Documentación y Dictaminación (CDD).

Este sistema, precisó, permite llevar a cabo vía remota la revisión documental del 60% del total de solicitudes de importación de alimentos que ingresan por seis de las Oficinas de Inspección y Sanidad Agropecuaria (OISA) con mayor movimiento, en las que ocurre el 80 por ciento de las importaciones, equivalentes a más de 300 mil operaciones anuales.

Subrayó que con esta medida de validación documental se evita la interacción personal con usuarios, posteriormente, los inspectores en los puntos de entrada, a través de una revisión física, constatan la condición sanitaria de la mercancía, previamente dictaminada en oficinas centrales.

Comentó además que se comenzará a implementar la verificación por video en establecimientos Tipo Inspección Federal (TIF), lo que permitirá proteger a los médicos oficiales del organismo y agilizar las auditorías, incluso para la apertura de mercados internacionales.

Entre las ventajas de aplicar los trámites vía remota se encuentran: agilizar trámites, prevenir actos de corrupción y los documentos sanitarios necesarios para el intercambio comercial de alimentos se envían de gobierno a gobierno, con lo que se evita que en las aduanas los embarques lleguen con certificados apócrifos.

En su intervención, el presidente del Comité de Sanidad Vegetal del Cono Sur (Cosave), César de la Cruz, señaló que el organismo que integra a representantes de Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Perú y Chile ha trabajado para mantener en funciones normales los servicios de inspección, vigilancia epidemiológica, diagnóstico y control de plagas de interés cuarentenario.

Precisó que los servicios sanitarios de Argentina, Chile y Perú utilizan entre ellos certificaciones digitales, por lo que el siguiente paso es anexar a este sistema a más países.

La representante de Salud Animal de Costa Rica, Silvia Niño, indicó que más del 40% de los trabajos en ese país se han apoyado en el uso de tecnologías, sin descuidar las inspecciones físicas y el control de plagas y enfermedades.

El coordinador de Inocuidad de Alimentos de Agrocalidad de Ecuador, Rommel Betancourt, sostuvo que desde el inicio de la contingencia sanitaria pusieron en marcha una campaña de difusión hacia los consumidores para generar conciencia de que los alimentos no son transmisores del Covid-19.

Aseguró que esta medida permitió mantener la confianza en el comercio local de alimentos y mantuvo el abasto de productos inocuos en las regiones del país.

Deja un comentario