Buscan denominación de origen para amaranto, chile poblano criollo y aguacate fuerte

La Secretaría de Desarrollo Rural busca la denominación de origen en los cultivos de Amaranto, Chile Poblano Criollo y Aguacate Fuerte, con la finalidad que sumen al desarrollo regional al ser especies agrícolas reconocidas como únicas de Puebla por sus características de calidad.

Al ser Puebla una entidad de vocación agrícola, el Gobierno del Estado apostará por el rescate y tradición de cultivos estratégicos que impacten positivamente en el desarrollo de comunidades, especialmente en zonas de alta y muy alta marginación, reconociendo la labor en el campo y la transformación de productos de los pueblos originarios.

Desde principios del 2020, con apoyo de instituciones de investigación, productoras y productores de los diferentes municipios, el Gobierno del Estado, a través de esta dependencia, inició gestiones ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) para que el Amaranto, Chile Poblano Criollo y Aguacate Fuerte, sean reconocidos como especies originarias para asegurar su preservación y conservación.

Con esta iniciativa, los cultivos originarios y el rescate de la tradición agrícola en la entidad, se garantizará la defensa del trabajo de las y los productores ante productos del extranjero u otras partes de México y protegerá legalmente su trabajo fomentando el empleo formal y el consumo local, nacional e internacional.

Puebla es líder en la producción de Amaranto en México, los municipios de Tochimilco, Cohuecan y Atizitzihuacan concentran el 80 por ciento de la producción en el estado, generando un volumen de 3 mil 400 toneladas y ganancias de 16 millones de pesos al año.

La denominación de origen permitirá diferenciar al Amaranto de Puebla con el producido en otras partes del país, así como el reconocimiento a las características únicas de este cultivo y brinde un valor agregado a su uso en los productos derivados de este grano.

El Chile Poblano Criollo, ingrediente principal del chile en nogada, platillo insigne de la gastronomía mexicana, podrá generar valor único como parte de una estrategia integral que abone al turismo y la cultura de la región de los volcanes donde se cultiva de manera autóctona.

Las productoras y productores de Chile Poblano generan más de 3 mil toneladas de cosecha al año con valor de 34 millones de pesos a través de las 320 hectáreas cultivadas.

Asimismo, la denominación de origen del Aguacate Fuerte, permitirá el posicionamiento de este cultivo por sus características organolépticas consolidándose como una opción distinta a otras especies ya posicionadas en el mercado nacional e internacional.

El Aguacate Fuerte se desarrolla en 91 hectáreas con una producción de 624 toneladas con valor de 2.1 millones de pesos.

Deja un comentario