Integral, el combate a consumo de “chatarra”: Coparmex

Por una solución de fondo y que permita combatir el sobrepeso que se tiene, así como de trabajar a favor de una estrategia integral para obtener una ley que beneficie a la niñez se pronunció el líder del Centro Empresarial de Tlaxcala adherido a la Coparmex, Noé Altamirano Islas.

Esto ante lo planteado por el diputado Víctor Castro, de prohibir la venta de comida chatarra en escuelas de educación básica, la cual tiene la finalidad de proteger el interés superior de los niños tlaxcaltecas a básicamente el derecho a una alimentación sana, creando un capítulo denominado “Derecho a la protección de la salud y a la seguridad social” de la Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Tlaxcala.

Además, sugirió prohibir la distribución, venta, suministro y regalo de bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico en las instituciones públicas y privadas.

Sin embargo, Altamirano Islas instó a los legisladores a escuchar a la iniciativa privada para encontrar medidas que permitan combatir el problema de fondo, pues con esto solo están golpeando a las empresas que generan empleo formal, pero se olvidan del informal.

Por ello, sostuvo que la política de prohibición lo único que hará es incentivar a consumir, de ahí que la mejor ruta sería educar y enseñar al ciudadano, niño o adulto, a moderar el consumo que hace, por lo que aunque ya se haya aprobado en el Congreso de otros estados y esté latente en la entidad esa no es la solución.

Lo que sucede es que no hay una propuesta integral, es algo que sin duda dañará a las cadenas de valor y perjudicará a los sectores más desfavorecidos de la población, sobre todos a aquellos que viven del comercio, recalcó el empresario.

Aunado a lo anterior, enfatizó que el problema se está enfocando de manera discrecional y fuera de contexto porque no se focaliza el sobrepeso y la obesidad de manera profunda, sino de manera exclusiva de los productos de alto contenido calórico y no se considera la multifactorialidad de la problemática, por eso es importante que esa estrategia abarque los beneficios de una alimentación balanceada.

Además, advirtió que con esto lejos de que las leyes motiven la formalidad causan la informalidad, pues pareciera que la iniciativa le quiere pegar a los alimentos empaquetados como si fuesen dañinos como el cigarro.

Creemos que esta iniciativa no resultará efectiva para combatir la obesidad infantil, menos satanizando insumos que tienen ingredientes no tóxicos, finalizó. (JESÚS LIMA. EL SOL DE TLAXCALA.)

Deja un comentario