Precios mundiales de los alimentos escalan a niveles máximos en casi 6 años: FAO

Los precios mundiales de los alimentos subieron por sexto mes consecutivo en noviembre, llegando a un máximo de casi seis años, dijo el jueves la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), con la mayor alza mensual para la medición desde julio de 2012.

El índice de precios de la FAO, que mide las variaciones mensuales para una canasta de cereales, oleaginosas, productos lácteos, carnes y azúcar, promedió 105.0 puntos el mes pasado frente a la cifra de octubre de 100.0, revisada desde 100.9.

La FAO indicó además que las cosechas de cereales en todo el mundo seguían en camino de alcanzar un récord anual en 2020, a pesar de que recortó ligeramente sus pronósticos por tercer mes consecutivo.

Los valores de los aceites vegetales encabezaron la subida en el índice general, con un alza intermensual del 14.5% que se debió en parte a un incremento en los precios de los aceites de palma ligado a una caída brusca en los inventarios globales.

El índice de precios de cereales tuvo un aumento modesto del 2.5% respecto a octubre, y un avance interanual del 19.9 por ciento.

Los precios del trigo fueron impulsados por «perspectivas reducidas para la cosecha» en Argentina, mientras que los del maíz fueron apuntalados en parte por pronósticos de una producción menor en Estados Unidos y Ucrania. Los del arroz se mantuvieron.

Los valores promedio del azúcar subieron un 3.3% desde octubre frente al temor a déficits futuros en la producción global, con condiciones climáticas adversas para las perspectivas de los campos de la Unión Europea, Rusia y Tailandia.

El índice de lácteos trepó un 0.9% en el mes, a un máximo de casi 18 meses, debido en parte a precios más altos de la mantequilla y el queso.

La medición de la carne trepó también un 0.9%, cerrando una racha perdedora de nueve meses seguidos. El índice ha caído un 13.7% en el año.

La FAO revisó a la baja sus pronósticos para la temporada de cereales 2020 por tercer mes seguido, recortándolos a 2,742 millones de toneladas desde el cálculo previo de 2,750 millones de toneladas. Sin embargo, la expectativa aún representa un máximo récord y está un 1.3% por encima del nivel del año pasado. (El Economista)

Deja un comentario