¿Cómo se hace la leche en polvo?

La leche en polvo es un alimento muy fácil de transportar. Su tiempo de vida es más largo que el de la leche tradicional y es muy práctico para utilizar en recetas y alimentar a niños pero ¿contiene la misma cantidad de proteína? ¿Cómo se obtiene?

En realidad la leche en polvo es leche pasteurizada deshidratada. Se elimina la mayor parte de agua dejando un máximo de 5% a través del tratamiento de la leche, la evaporación a una temperatura de 180º y secado por pulverización.

Aproximadamente un litro de leche equivale a 125 gramos de leche en polvo. Esto quiere decir que la leche se concentra hasta 10 veces. La leche en polvo, como la leche pasteurizada, es fuente importante de calcio y vitamina A, pero hay que recordar que los productos frescos siempre serán mejor opción.

La principal diferencia con la leche y los productos lácteos de este tipo es que contienen menos cantidad de proteínas. Además, estas últimas se deben almacenar de manera correcta, lejos de la humedad, luz y calor.

Un estudio revelado por la Profeco de 2018 revela que se evaluaron 23 marcas de leche en polvo y encontró que no todas cumplen con las especificaciones sanitarias y casos específicos como el de Golden Hills, Frania, Nutri+ y Aurrera, no contienen el mínimo de proteína (menos del 15%) ni caseína que establece la norma. (https://foodandwineespanol.com/)

Deja un comentario