Tips para tener un consumo más responsable

La paradoja de la película Matrix, sobre si elegimos la píldora azul o la roja, se nos presenta diariamente en nuestra vida cotidiana. No necesitamos gabardinas negras y lentes oscuros, basta con elegir el lugar donde compraremos el pan, el tipo de cadena de valor en la que participamos para elegir nuestras verduras o la calidad de maíz que consumimos. La deforestación, el cambio climático y la pérdida de biodiversidad son solo algunas de las consecuencias. ¿Qué hacemos?

De acuerdo con Greenpeace, el consumo responsable se trata básicamente de cuidar el medio ambiente por medio de compras conscientes. Algunos de los elementos que debemos tener en mente son:

  • Fomentar el comercio local para disminuir las emisiones de dióxido de carbono. Procurar la cercanía entre productores y consumidores.
  • Velar por un proceso de producción con uso nulo o mínimo de insumos químicos.
  • Promover de la biodiversidad, manejo sustentable del agua y de los ecosistemas.
  • Participar en el comercio justo y socialmente responsable, que asegure buenas condiciones de trabajo y una relación basada en la transparencia y la trazabilidad.
  • Reducir el consumo de plásticos de un solo uso, una buena alternativa es comprar a granel.
  • Disminuir tu consumo de carne para reducir los gases efecto invernadero.
  • Utilizar la bicicleta como medio de transporte.
  • Reutilizar todo aquello que pueda dar una segunda vida, como botellas de vidrio, bolsas o ropa.
  • Vigilar los detergentes y productos de higiene personal que utilizamos.
  • Reciclar los materiales que no puedas reusar.

Estos son algunos de los proyectos que admiramos, por la manera en que abordan el consumo responsable.

Sexto es un proyecto de investigación gastronómica donde que da conocer sus descubrimientos por medio de Historias Comestibles: cenas pequeñas donde ofrecen productos que representan la diversidad cultural que hay en México. En la última edición, trabajaron con pescadores de Alvarado, Veracruz y con el proyecto Nuestra Pesca, para estudiar la diversidad marina y fomentar la pesca sustentable.

Está también Campo Vivo, una empresa mexicana de productos orgánicos que procura una relación comercial justa y equitativa con los productores. “Nosotros basamos los costos de los productos en función del costo de producción, para darle una mejor retribución al agricultor para que pueda vivir bien de su trabajo”, explica Mateo Dornier, CEO de la empresa.

En Singapur, el chef Han Li Guang del restaurante Labyrinth, únicamente compra verduras a agricultores que usan fertilizantes naturales. Además, han eliminado la mayoría de los materiales plásticos de un solo uso —como pajitas, cucharas, cajas—, mientras que para mantener el desperdicio de alimentos al mínimo, usa todas las partes del producto en su cocina.

¿Dónde comprar?

Mercados: Central de Abasto, El Bonito Tianguis, Mercado el 100, Mercado Gaia, Arca Tierra, Foro Tianguis Alternativo, Mercado Alternativo de Tlalpan, Mercado Capital Verde.

Supermercados: Jüsto, The Green Corner, Dilmun, El Buen Campo, Ecotienda México.

Productos de cuidado personal y el hogar: Picú, Yema, Botánica Granel, Estado Natural, Zero Market, La Nature, Gramaje Refill, Desplastifícate, Re.a.granel, Alcachofa y Romero.

Productores locales: Endémica, Abeja Reyna, Huerto Orgánico, Cooperativa Agrícola Temascaltepec, Pradera Verde, Rancho Tepetzintla, Los Camperos Gallina libre + Huevo sano. (https://foodandwineespanol.com/)

Deja un comentario