Instacrops: Los chilenos detrás de “La Internet de las Plantas”

México posee una interesante variedad de climas, suelos y ecosistemas. Sus características
geográficas lo posicionaron desde los comienzos de la historia de la agricultura como precursor del
cultivo de una gran cantidad de especies, que hasta hoy se distribuyen a nivel nacional y se exportan
a países como Estados Unidos y Europa. Desde los inicios de esta actividad productiva, los
agricultores han tenido que conocer la tierra y la naturaleza, en definitiva, entender su
comportamiento para sacar el mejor provecho de sus cultivos.
Sin embargo, en un mundo tan mutable como el de hoy con problemas como la sequía, el cambio
climático, temperaturas cada vez más altas, entre otros, se hace más difícil prever situaciones que
ponen en peligro las plantaciones. De hecho, en México se perdieron 6 billones de pesos el año 2019
por causa de fenómenos climatológicos. En los últimos 10 años la sequía impactó con pérdidas de
300 a 400 millones de pesos a los cultivos principalmente de Zacatecas, Guanajuato, Jalisco,
Chihuahua y Querétaro. En tanto, heladas históricas como la ocurrida el 2011 en Sinaloa, Sonora,
Nuevo León y Tamaulipas, le arrebataron 3.2 billones de pesos al sector. Situación similar se vive
hacia el sur del país, donde los huracanes provocan la pérdida de 3.000 a 10.000 hectáreas según su
intensidad.
En un país donde el 45% de los cultivos no cuentan con seguro de protección ante fenómenos
climáticos, la tecnología y sobre todo los datos se vuelven un gran aliado de los agricultores.
Instacrops, es una Agtech chilena que se está expandiendo por México con tecnología de última
generación orientada a maximizar la rentabilidad de los cultivos utilizando los recursos precisos.
Instacrops utiliza el llamado Internet de las Plantas, tecnología que trabaja con Big Data y Asesoría
Virtual para lograr mediciones, procesos e interpretación de los cultivos y así mejorar su potencial
productivo.

“La información es clave para tomar decisiones. A través de los datos recopilados por
nuestra tecnología desplegada en el predio el agricultor podrá recibir recomendaciones concretas en
tiempo real de lo que sucede en el campo, de esta forma es posible optimizar el uso de los recursos,
minimizar pérdidas e incluso salvar su producción frente a situaciones de riesgo”, comentó Mario
Bustamante, CEO de Instacrops.

Instacrops vuela drones que obtienen un  0.5 mm de resolución en las imágenes de los
cultivos para detectar plagas, malezas, enfermedades o densidad. Además, realiza conteo de
plantas, detectando problemas de exceso o déficit de agua, nutrientes u otro evento que esté
limitando el vigor generando así un NDVI (Índice de vegetación de diferencia normalizada, también
conocido como NDVI por sus siglas en inglés) de alta resolución, llegando a los 8 cm.

Por otra parte, estos datos contribuyen a que la agricultura sea más amigable con el medio
ambiente, optimizando, por ejemplo el uso del agua de riego. A través de equipos electrónicos de
alta precisión y teledetección -entre otros elementos- un software basado en algoritmos entrega
avisos, informaciones y alertas a los productores, como «hoy no hay que regar». Esto evita el uso
desmedido de agua sin que exista una necesidad real de la planta.
Las alertas que envía Instacrops también pueden apoyar a los agricultores en la definición del
momento de cosecha. Con parámetros que miden el clima y el estado de salud de las plantas, la
tecnología puede señalar cuál es el mejor momento para realizar este proceso, en caso de cambios
climáticos importantes, por ejemplo, la plataforma puede enviar un mensaje que aconseja adelantar
la cosecha.

“Hemos desarrollado una potente plataforma que integra sensores, datos de satélites y drones, de
propietarios y terceros, para procesar en tiempo real todos los datos recibidos y transformarlos en
información concreta para la toma de decisiones dentro del predio, de tal forma que cada agricultor
logre cosechas excepcionales, utilizando los recursos precisos”, comentó el CEO de Instacrops.

La misión de Instacrops es democratizar el uso de la tecnología en la agricultura de una forma simple
y guiada para obtener el mayor potencial de las plantas. “Trabajamos en forma permanente en la
optimización de nuestro software y hardware, para mejorar cada vez más la experiencia de los
usuarios y así contribuir a mejorar el acceso a la tecnología de los agricultores de México, de modo
que puedan tener mayor control de sus cultivos» concluyó Bustamante.

Deja un comentario