Alimentos que te ayudan a mantenerte hidratado

Alrededor del 70% de nuestro cuerpo está compuesto por agua, es un elemento necesario para que los órganos y las células funcionen correctamente, por eso todos los días debemos cuidar nuestra hidratación.

Una buena hidratación tiene grandes beneficios, como ayudar a transportar oxígeno y nutrientes a todo el organismo, proteger los órganos, mantener la piel suave, lubricar las articulaciones, evitar el estreñimiento y mejorar la concentración.

De acuerdo con el Instituto de Bebidas para la Salud y el Bienestar, la cantidad diaria de líquido que debemos tomar al día va de los 2.4 a los 3 litros. Y seamos honestos, algunos días resulta todo un reto bebernos toda esa cantidad de agua, pero la buena noticia es que existen diferentes alimentos, frutas y verduras, que nos ayudan a completar nuestra hidratación.

Pepino

Es uno de los vegetales que más aporta a tu hidratación, contiene hasta un 96% de agua y además es bajo en calorías, aporta una buena cantidad de fibra que mejora tu digestión y vitamina A ideal para la vista.

Hojas verdes

Son uno de los vegetales más hidratantes y gracias a su versatilidad son perfectos para adaptarlos como más te gusten a tu dieta, las mejores opciones son: lechuga con un 96.6% de agua y la espinaca y acelgas con un 98%.

Jícama

Perfecta para ser tu snack de medio día con un poco de chilito en polvo y limón, tiene de 86 a 90% de agua, fibra, vitamina C, calcio, fósforo, potasio, hierro y proteína.

Cítricos

Conocidos por ser una fuente de vitamina C que mantiene en orden nuestras defensas, son perfectas para tener una hidratación con un dulce y refrescante sabor. Las mejores opciones son las toronjas y las naranjas.

Sandía

Es la fruta con más agua, con un 95%, es ideal para comerla como colación o usarla para preparar diferentes bebidas para refrescarte, especialmente en verano.

Jitomate

La mayor parte de su peso es agua y sin importar cómo lo consumas es uno de los vegetales con una menor cantidad de calorías y carbohidratos. También es una gran fuente de magnesio, potasio, licopeno y vitaminas B y C.

Es importante señalar que estos alimentos solo son complementos que te ayudan a alcanzar el consumo diario de líquidos necesarios para tener una buena hidratación, pero no por ello debes dejar de lado el consumo de agua natural. Especialmente durante la temporada de calor, hay que estar atentos ante las señales de deshidratación como dolor de cabeza, piel seca, cansancio, estreñimiento, calambres musculares, mareos, orina de color obscuro, entre otros. (https://foodandwineespanol.com/)

Deja un comentario