El Índice de Precios de la Carne de la FAO reportó precios 10% más altos que en 2020

La FAO hizo público el Índice de Precios de los Alimentos, en donde se incluyen segmentos como los lácteos, la carne, los cereales, aceites vegetales, y el azúcar; en términos generales, se reportó que los precios en mayo fueron 4.8% más altos que en abril.

El índice de precios de los alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) se situó en mayo de 2021 en un promedio de 127.1 puntos, es decir, 5.8 puntos (un 4,8 %) más que en abril y 36.1 puntos (un 39.7 %) más que en el mismo período del año pasado, el aumento de mayo representó el mayor incremento intermensual desde octubre de 2010.

En el Índice de Precios de la Carne, se situó en un promedio de 105 puntos en mayo, es decir, un alza de 2.3 puntos (un 2,2 %) respecto a abril, con lo cual registró su octavo aumento mensual, y alcanzó un nivel superior en un 10 % al registrado hace un año.

El reporte indicó que esto se logró gracias a un comportamiento positivo en las cotizaciones de las tres principales proteínas de origen animal, que fue propiciado por la creciente demanda en China, en combinación con una oferta reducida.

Este Índice de Precios de los Alimentos determina “cuánto pagarían los consumidores en todo el mundo”, en un costo promedio, por una canasta de alimentos básicos cotidianos; estos incluyen cereales, semillas oleaginosas, productos lácteos, carne y azúcar.

En el caso de la carne de res y ovino, este escenario se debió a una ralentización en los sacrificios en regiones clave, mientras que para la carne de cerdo y pollo, el motivo fue una mayor demanda interna en los principales países aportadores.

El informe de la FAO indicó que en el rubro de los lácteos, el índice de precios gozó de un alza de 28% sobre mayo de 2020, mientras que respecto a abril, el aumento fue de 1.5%, con lo que se mantuvo la tendencia positiva por un año completo.

La cotización de la leche descremada en polvo fue lo que impulsó este comportamiento de forma mayoritaria, pues se vio empujado por una demanda fortalecida en los mercados internacionales.

Los valores tanto de los lácteos como de los cárnicos, derivaron en un índice de precios de los alimentos en general, que mostró un crecimiento de 39.7% versus mayo de 2020, el alza intermensual más considerable desde octubre de 2010. (https://www.porcicultura.com/)

Deja un comentario