Cafeticultores pierden 45% de ingresos por especulación y alza de insumos

La especulación en la Bolsa de Nueva York en las cotizaciones del café y el aumento de los precios de los alimentos, la gasolina y los fertilizantes están impactando el ingreso de los cafeticultores nacionales, lo cual se traduce en una perdida no menor del 45%, en términos reales, respecto al ciclo pasado.

Así lo advierten la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras, la Coalición Nacional de Productores Café y Café-CNC, que explicaron que si en la cosecha pasada un quintal de pergamino se pagó en 4,250 pesos promedio, ahora se coloca en unos 2,750 pesos. Y si el kilo de café cereza se pago en alrededor de 16 pesos; hoy se ubica en unos 10 pesos. ­­

La baja de precios en la Bolsa del café de Nueva York es arbitraria y es de interés de los especulares tener la mayor baja posible de precios para obtener mayores ganancias, señalan en un comunicado.

Puntualizan que del 24 de agosto al 15 de noviembre se ha tenido una reducción en la Bolsa de 239 dólares por 100 libras de café a 156 dólares, que representa una baja de 83 dólares, es decir, menos 35%.

Sin embargo, argumentan, lo anterior no se justifica dada la oferta y demanda de café, porque en este ciclo 2022-23 la producción de cafés arábigos lavados es menor al consumo y se tienen bajos inventarios en países productores e importadores.

El problema –subrayan– es que las transnacionales cafetaleras como la Nestlé, Jab, Starbucks, Neumann, Ecom y Volkaffe utilizan la baja en la bolsa para disminuir los precios de compra en físicos para los productores.

En México se agrava la situación porque las compañías compradoras aplican altos gastos de comercialización, cuando casi la mitad de la producción va para el consumo interno.

Ante este escenario solicitaron una reunión con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) para analizar este tema y buscar un nuevo esquema de comercialización y precios de compra del café a los productores, “que no dependa del funcionamiento de la Bolsa de Nueva York y los intereses de las transnacionales”.

Por otra parte insistieron en que se impulse el proyecto de Ley para el café que ya se presentó a la Cámara de Senadores. Para ello, el pasado jueves en una reunión con funcionarios de la Sader, personal técnico del Senado y la representación de los productores, donde se llegó a un consenso sobre el proyecto de ley que se pondría a votación en los próximos días y después se enviaría a la de Cámara de Diputados.

La nueva ley contemplaría la formación de una Comisión Nacional para el desarrollo de la Cafeticultura Mexicana y participarían de las secretarías de Agricultura, la de Economía, la del Medio Ambiente, la de Hacienda y la de Bienestar Social, además de representantes de los productores, industriales y comercializadores.

También se considera la formación de una comisión de comercialización y un comité de precios en los que  se verían los temas de importaciones, normas de calidad, precios de referencia en las compras a los productores.

Recordaron que la ANICAFE, que representa a las grandes empresas como la Nestlé, AMSA, California, han manifestado su rechazo a la nueva ley y dicen que va contra el libre mercado.

“Es claro que trataran de influir en las cámaras para descarrilar lo de la nueva ley. Ante esta situación desde el sector productor de café se hace un llamado al presidente López Obrador que manifieste públicamente su respaldo para que se establezca la nueva ley y la Comisión Nacional y que solicite a las Cámaras y a la Sader el que se respete el proyecto de ley que se ha acordado con el sector productor de café”.

Deja un comentario