Más de 15,700 millones de pesos perdería la porcicultura por la pandemia de Covid – 19

Durante la pandemia el consumo mexicano de carne de cerdo se ha reducido hasta 40% sin embargo las exportaciones de esta proteína se incrementaron casi 50%. Esto deja claro un mensaje: “No se puede depender de un solo mercado”.

Heriberto Hernández Cárdenas, presidente de la recién conformada Organización de Porcicultores Mexicanos (Opormex), expresó que la lección que ha dejado la pandemia ha sido la importancia de diversificar los mercados para no depender de uno solo, y sufrir pérdidas cuando un canal se cierra.

Durante el webinario «Produciendo proteína animal en tiempos de COVID-19: Problemáticas, estrategias y necesidades futuras en México», y que organizó  el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), explicó que desde el inicio de la fase 3 de la contingencia sanitaria por Covid-19 (coronavirus) en México, el consumo se redujo hasta 40%, lo que generó mermas económicas mensuales para todo el sector por 1,294.1 millones de pesos, 7,872.5 millones en la proyección del semestre, y 15,745.1 mdp. hacia el cierre del año.

El porcicultor jalisciense aclaró que pese a este escenario de pérdidas, el comercio internacional se vio beneficiado, pues durante los primeros seis meses del año las exportaciones gozaron de un crecimiento de 49.7%, llegando a las 124,318 toneladas.

Resaltó el caso de China, hacia donde los envíos se incrementaron casi 10 veces, pasando de las 5,063 toneladas en el primer semestre de 2019 hasta las 59,468 t. al finalizar los primeros seis meses de este año, siendo el segundo principal destino para la carne de cerdo mexicana por debajo de Japón, que importó de México 59,624 t.

Expuso que el sector se enfrenta no solo a un consumo deficitario por el orden de 40%, sino también a la desaparición de todos los apoyos del Gobierno Federal, y las amenazas planteadas por las enfermedades como la Peste Porcina Africana (PPA).

Con base en esto, señaló que en la Opormex crearon una agenda de trabajo donde uno de los ejes principales es la promoción de políticas públicas que den certeza jurídica al pequeño porcicultor y que propicien su integración en la cadena de valor.

Para fortalecer el consumo, el presidente de la Opormex recordó que se está planeando la creación del Instituto Nacional del Cerdo, a través del cual se promocionarán los beneficios no solo de la carne de cerdo, sino también del sector porcicultor para dejar de manifiesto las labores que lleva a cabo, por ejemplo, en el rubro de la sostenibilidad.

También se contempla la creación de un fondo de contingencia sanitaria contra afectaciones como la PPA, el cual llevan gestionando desde el inicio de los brotes en China en 2018 y cuenta con un avance de 80%.

En el caso del comercio internacional, para fortalecerlo por medio del cuidado del privilegiado estatus sanitario mexicano, se buscará una mayor vinculación entre las autoridades gubernamentales, los productores y la industria, así como certificar en buenas prácticas al 100% de las granjas.

Deja un comentario