Índice de precios de insumos al productor presión para costo de alimentos

El Consejo Nacional Agropecuario (CNA), que agremia a la máxima cúpula empresarial del sector agroalimentario mexicano, advirtió que el índice de precios al productor está más elevado que el índice de precios al consumidor y existe una una fuerte presión para mantener el costo de los alimentos.

La crisis alimentaria que comenzó con la pandemia del Covid-19 y se agrava con el conflicto bélico Rusia-Ucrania, inciden en el costo de producir alimentos y, “se esta registrando ya un impacto negativo en la rentabilidad de las actividades productivas desde 2021, afectando y poniendo en riesgo la utilidad de los productores”, expuso Luis Fernando Haro, director del CNA.
Por ejemplo, citó, para el ciclo primavera-verano actual, en maíz el costo de producción se ha incrementado 47% y el ingreso 20%, esto trae como resultado una caída de la rentabilidad del 33%, considerando solo la parte agrícola; para el sector pecuario es más complicado, porque dentro de sus costos este grano representa un porcentaje más alto.

En el caso de México, 40% de los insumos para la producción de alimentos son importados, como los fertilizantes químicos que provienen del exterior, especialmente de Rusia, de donde proceden 26% de éstos y 31% corresponde a urea.

El año pasado –recapituló al participar en un webinar con especialistas–, los fertilizantes registraron alzas de entre 92.4 y 110.9% y al primer semestre del presente año del 30.4 % y 42.8%; mientras que el costo de los alimentos en 2021 se elevó 28.1% y para los seis primeros meses de 2022 la cifra fue de 22.4%, lo cual da un acumulado del 50.5%.
Los fletes marítimos igual inciden en la generación de inflación y hay problemas logísticos en las cadenas de suministro –sobre todo a partir del conflicto Rusia-Ucrania—, ya que observaron el año anterior aumentos de 345% en la ruta China-Estados Unidos y del 507% desde territorio chino a América Latina y el Caribe.

Luis Fernando Haro puntualizó que en 2021 el petróleo aumentó 67.35 y al primer semestre de este año 70.6%, por lo que alcanzó un acumulado del 137.9%; en el caso del gas natural [insumo para producir fertilizantes] la relación fue 91.5% y 99.2%, un total de 190.7%.

El director del CNA hizo hincapié en que el precio internacional de materias primas presiona de manera fuerte a la producción de alimentos. El problema es que los aumentos de precios en insumos no se pueden trasladar al consumidor, porque tampoco es conveniente precios altos.
Reconoció el gran esfuerzo que el gobierno federal ha hecho con el Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC), que busca mantener y estabilizar precios de combustibles y gasolina, lo cual cuesta al erario 330 mil millones de pesos, porque sin estas medidas la inflación estaría 2.5% más arriba de lo actual y se ubicará por encima del 10%.

El PACIC también pretende mantener el precio de 24 productos de productos básicos. No obstante esta medida gubernamental, acotó Luis Fernando Haro, la realidad en el tema de la inflación es que los precios de los alimentos están basados en la ley oferta y demanda.

Al referirse a la eliminación de aranceles a alimentos importados, otra medida del gobierno federal para contener la inflación, el director del CNA manifestó que pensar que con la disminución de éstos vamos a importar productos más baratos; tampoco es una realidad.

Luis Fernando Haro subrayó que como CNA promovemos que no haya un alza injustificada, reclamamos cualquier intención de tratar de imponer un tema de control de precios, que no ha funcionado en el pasado, porque hay temas de acaparamiento y mercado negro.

Lo que proponemos, añadió, es incentivar la producción doméstica de alimentos con programas que apoyen no a un tipo de productor, sino la producción de alimentos en general.

Fuente: Imagen Agropecuaria

Deja un comentario